21 oct. 2011

El Silencio de la Sorpresa

Definitivamente Juan Jacobo fué fínamente acertado cuando para referirse a nuestro grupo mencionó la frase de Shakespeare: "We few, we happy few, we band of brothers" (Nosotros los pocos, nosotros los pocos felices, nosotros la banda de hermanos).
El pasado feriado miércoles 12 de octubre, tuve la alegría de recibir a un numeroso grupo de esa banda. Se trató de una sorpresa preparada por la incansable Tania y con la complicidad de Leticia y todos los demás "cincuentenarios", así como también la de mi esposa Graziella, mis hijas y hasta mis yernos. Soy poco dado en caer en ese tipo de engaños pero, debo reconocerlo así, en esta oportunidad de verdad, como dicen los mejicanos: me dieron en la torre. En mi casa se había preparado y acondicionado el garaje para montar una pequeña recepción que tenía mi hija menor con sus compañeros para celebrar la conclusión de un postgrado en derecho que estaba haciendo en la UCV. Caí como un bobo.
Lo cierto es que  llegaron en cambote a mi casa al final de la mañana y estuvimos hasta terminando la tarde. Me hicieron un reconocimiento y un par de obsequios que valoro altamente. Lo pasamos de maravilla, tomamos muchas fotos y nos reímos bastante. Lástima que no pudieron venir todos los que estuvimos en Acarigua-Araure, por razones muy justificadas y comprensibles.
Mi tardanza en comentar al respecto no fue mala educación de mi parte, mas bien creo que todavía estaba aturdido por el shock de la sorpresa. Dicho esto, solo me queda agradecerle a la banda el maravilloso gesto que me amalgama aún más fuerte, si es que eso es posible, con todos mis hermanos.
Los quiero mucho.
Click sobre las fotos para ampliarlas

3 comentarios:

  1. Hola a todos y en especial a Pepín. Regresando de un viaje ya planificado, por lo cual me fue imposible asistir, llamé a Pepín,hubiese querido estar junto a toda la ¨Band of Brothers¨ en este bien merecido homenaje a Pepín, además de reunirnos con los ¨Cincuentenarios¨, ya que el afecto y amistad se ha incrementado sustancialmente con la comunicacación. Estuve conversando con Juan Jacobo, días antes y sabia de la imposibilidad de asistir. Ojalá podamos reunirnos nuevamente antes de fin de año. Nostálgicamente y fraternalmente : Humberto Casal, ahora nuevamente ¨el catire¨

    ResponderEliminar
  2. Esa hermosa sorpresa se realizo contando con la complicidad de Graziella y tus hijas, que hermosa familia tienes ! y nos dio mucho gusto el poder estar en tu casa y decirte un GRACIAS! de verdad pasamos un rato bellismo, inolvidable y con las ganas que esos reencuentros se repitan. Al final dices "los quiero mucho" y te dijo que el cariño es mutuo, te queremos y te admiramos, te lo digo como integrante de la banda de hermanos..

    ResponderEliminar
  3. Homenaje mas que merecido!.Las cómplices actuaron a la altura. Felicidades a toda la familia,quedé halagada con las atenciones que recibí de todos (incluyendo yernos). Aprovecho la oportunidad para felicitar al "creador del trofeo", que creatividad! muy apropiado para la ocasión y para quien lo recibió. Felicidades a todos. Zully

    ResponderEliminar