15 may. 2011

Fotos de Carlos García (Hermano de Leticia)

Muy gentilmente, el buen amigo Carlos García nos ha hecho llegar para su publicación, un grupo de fotos de antaño y otras más recientes, relacionadas con Acarigua-Araure. Muy agradecido.

Click sobre la foto para ampliarla

Iglesia de Araure

Casa de Sarita Sutíl y la de su tío Saúl en la esquina

Casa remodelada de Juan de Mata Valdés, frente a la antigua Escuela Técnica

Quesera Pedro Manuel Gutiérrez, en la foto de Eyelí Torres, de Araure

Comedor popular de Acarigua, en la Avda. 14
 
Grupo Escolar Palacio Fajardo - Foto 1
 
Grupo Escolar Palacio Fajardo - Foto 2

Antigua casa "La Margarita" de Zoghby,
frente al Salón Americano de Felipe Jiménez
y diagonal con el negocio del padre del "cuñao" Antequera


Bar "La Terraza"

Botilleria sin Nombre de Cecilio Hidalgo y parte del Cine Curpa
 
Casa de los Escalona y tienda "La Margarita". Al fondo el Hotel "Las Majaguas",
 antiguamente la tienda de Coronel

Casa frente a la farmacia San Miguel de Tito y Eli Herrera

 Casa donde funcionó la identificación antes del cine Curpa (Calle 13 y Avda. 12)


El I.N.O.S.

 
Estadium Roseliano Pérez - Acarigua (allí también jugábamos baloncesto).
Foto tomada en los años 70's

Hotel "Las Majaguas" y "Casa La Margarita"

Equipo de beisbol de I.N.O.S. 1957

Heladería "Bella Acarigua"





3 comentarios:

  1. Saludos Pepin. No soy muy ducho conlos blogs. Envie comentario antes pero no se si alguien lo recibió.Te decía que creo que la casa de la zapatería Maracaibo estaba situada diagonal al negocio del papá del cuñao Antequera y fente al Salon Americano.. Hay que ver si todos estan de acuerdo

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro. Yo tampoco recuerdo la zapatería frente a la Bella Acarigua. Vamos a ver que dice Carlos García al respecto, que fué quien subió las fotos al Blog.

    Por cierto, que te parecieron las fotos de Mérida que colocó Tania?

    ResponderEliminar
  3. Hermosas fotos de Acarigua. Los recuerdos son hermosos, dado que volvemos a revivir las experiencias y nos produce la nostalgia que la edad nos ragala.

    ResponderEliminar