3 nov. 2011

Don José Raúl Escalona

Email de Juan Jacobo Escalona:

Pedro me hizo llegar gentilmente este escrito del apreciado amigo Carlos Ojeda sobre Papá y su poesía. Me ha llegado en un momento en que estoy inmerso en una grata atmósfera de nostalgia y en un mar de afectos revividos, suscitados por nuestro reciente encuentro.

Voy a llevárselo esta misma semana a Papá y estoy seguro de que no ahorrará alguna lágrima furtiva, sobre todo por las muchas peripecias y amistades comunes que comparte con Carlucho, su amigo de tantos episodios gremiales, vivencias políticas y sociales, especialmente por la sentida mención que hace el apreciado Carlucho, de la vieja casona llena de risas y de amplias puertas siempre abiertas para los amigos, resumida en el gigantesco árbol de mango en el patio, bajo cuya sombra tantas veces nos reuníamos a jugar y a pasar el tiempo sus hijos y los hijos de sus amigos.

Mi Papá está lleno de serenas añoranzas, plenamente activo intelectualmente, y de alguna manera vive con los recuerdos a flor de piel, de esa época dorada y gozosa en que todas las limitaciones eran asunto menor ante lo muchos dones en que se desbordaba la vida con la maravillosa presencia de Mamá y la feliz cercanía de sus hijos.

Después de tantos avatares, Papá está privilegiado por una increíble memoria y yo puedo asegurarles que cuando deba rendir en el mar apacible su larga jornada cumplida, en sus últimos pensamientos habrá un lugar para la entrañable tierra natal: Acarigua y Araure, para el concierto infinito de amigos y vecinos de todos los días que eran su alivio y su refugio, probados en las dificultades, y para aquella casa vieja y llena de precariedades de la que sólo tenemos recuerdos felices.

***
Acarigua y su gente.

EL POETA JOSE RAUL ESCALONA SUEÑA CON
“ACARIGUA RINCON DE PORCELANA”

Por Carlos José Ojeda

Una de las grandes figuras de la intelectualidad y letras acarigueñas, está representada por un hombre de excepción como lo es Don José Raúl Escalona, poeta, escritor, periodista, con un talento poco común y dotado de una honorabilidad a toda prueba, por lo que sus ejecutorias y fina poesía sirven de ejemplo a todas las generaciones nativas de la tierra del General Páez. Ahora está radicado con su familia en Valencia, estado Carabobo, donde continúa laborando a favor de las letras con mucha dignidad y empeño en la creación literaria y poética.

Hemos tenido en suerte conocer muy de cerca a Don José Raúl Escalona, en su condición de periodista y poeta y, al mismo tiempo, ser un gran admirador de su obra social en favor de los desposeídos, donde se ejemplariza el trabajo incansable en la Liga Antituberculosa, al lado de José Hilarión López y el Sr Iván Fréitez, cuya obra sigue a la vista de todos y se mantiene en el recuerdo el espacio material dejado por la Liga Antituberculosa que luego fue una gran escuela para regenerar a los jóvenes y adultos adictos a las drogas y ahora sirviendo de sede al Hospital Privado de Occidente, como testimonio hablante de la labor que muchos acarigueños realizaron a favor de los humildes y desposeídos, sin el menor afán de lucro.

Además, José Raúl Escalona, es padre formador de una generación muy importante y entre sus hijos nos encontramos con Juan Jacobo, un profesional del derecho municipalista, con gran talento y genio creador. Tenemos que recordar su pase por el periodismo provinciano, fundador de muchas revistas y obras de bien social que lo han colocado en lo más alto del gentilicio acarigueño, o de la acarigueñidad. Pero su genialidad es grande y al lado de los grandes poetas y humoristas Carlos Gauna, nativo de Turén; Arjuna Castro Castillo, de Píritu; José Joaquín Burgos, de Guanare; Joel Hernández Pérez, de Araure y Yorman Tovar, de Guanarito, entre muchos que le dan brillo a las letras de esta entidad.

La obra de José Raúl Escalona es inmensa, pero en esta oportunidad nos vamos a referir a su libro poético “Acarigua Rincón de Porcelana”, como algo espectacular que nos hace recordar cuando leemos los recuerdos de Acarigua, de esa gran ciudad rural, con sus peñas literarias, donde José Raúl estuvo acompañado de Pepe Pito, José Jiménez, José Ramón Díaz y otros bardos de la talla de Samuel Barreto Peña y Alberto Arvelo Torrealba. Recordamos un poema de Barreto Peña que decía: Hoy estuve pensando en tus ojos/muchacha del llano/En tus ojos que son dos silencios/ que están siempre hablando.  Ese recuerdo nos lleva al encuentro con su vieja casa en Acarigua, de tejas grandes y gruesas de tierra tostada por el sol de la tarde, como una característica de las viejas casonas de nuestra ciudad. Como olvidar un gran mango que le sirvió de numen en las matutinas horas acarigueñas y sus bellos jardines que eran contagiosos creadores de la alegría propia de los habitantes de la casa de Don José Raúl. El poeta José Raúl Escalona, sin que nos quede nada por dentro, es uno de los bardos más significativos de ésta región llanera, de bellas metáforas, de versos contagiantes y su apego entrañable a su tierra y es allí donde nace su “Acarigua Rincón de Porcelana”, con el que se titula este gran poemario, que conservamos con su firma y letra y que nos entregara el día de su bautizo en el Concejo Municipal de Páez.

Este poemario es un reflejo fiel de Acarigua su tierra natal y comienza con el poema CAER, que dice así:  Cae una hoja/ y la espesura se siente/ que con ella cae el silencio/ para nutrir las voces/ de la soledad. Cae el silencio/ y la espesura se estremece/ con la hoja que vuela/ entre las horas que pasan/ atestiguando su fertilidad.   Pero su gran poema en “Acarigua Rincón de Porcelana”, que dice así:  Te vengo a ver/ mimada de otros días/ En mi abismado corazón de niño/ la configuración de mi cariño/ era una obra de mi fantasía. Te vengo a ver/ coqueta y provinciana/ soñadora un ayer en lejanía/ brasa encendida del calor de un día/ que me hizo sentir en tu mañana. Te vengo a ver/ coqueta y provinciana/ soñadora de un ayer en lejanía/ brasa encendida del calor de un día/ que me hizo sentir en tu mañana. Te vengo a ver/ y al regresar lamento/ que ahora cuando vuelves a nacer/ no estén mis manos para florecer/ ni éste mi corazón en tu portento. Te vengo a ver/ en mi silencio aflora la tristeza/ El rumor de la Luz acribillada/ por esa angustia ciega y afiebrada/ que se puso a vagar en tu esperanza..
Como se puede ver, en ésta parte de sus versos dedicados a su Acarigua de toda la vida, José Raúl Escalona, no deja pasar ni un pasaje de la belleza de ésta gran ciudad que es adornada con éste gran poema y que, en breve síntesis, ponemos la figura del poeta, periodista y gran actor del sentimiento por la tierra que lo vió nacer. Eso es José Raúl Escalona, un gran pensador en toda la extensión de la palabra y que entregamos a Uds con el más grande orgullo de ser portugueseño.

5 comentarios:

  1. Hermoso y merecido el comentario sobre el poeta RAUL ESCALONA. A don Raúl lo conozco desde niña,cuando compartí con sus hijos juegos infantiles. El árbol de mango sirvió de escenario para juegos de baseball que dirigía el manager JUAN JACOBO, así mismo recuerdo el árbol de jobo que nos ofrecía sus frutos,(según nuestros mayores, no debían comerse porque provocaban fiebre) sin embargo comíamos a escondidas el fruto prohibido. Cómo olvidar la música jacarandosa que se oía en el "pickup" que nos inició en el baile, Qué tiempos aquellos!... Para terminar, felicito a "CARLUCHO" por ese escrito tan poético para un digno bardo acarigueño

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esta nueva gentileza de Pepín y por el comentarios de mis inolvidables vecinitas de siempre. Muchos abrazos.

    ResponderEliminar
  3. que es de le vidad de arjuna castro

    ResponderEliminar
  4. MUY BELLO EL ARTÍCULO DE ¨CARLUCHO¨ DE DON JOSÉ RAÚL ESCALONA Y SU POESÍA Y COMO SIEMPRE EXQUISITOS LOS COMENTARIOS DE JUAN JACOBO. DESDE MUY NIÑO CONOCÍ LA POESÍA DE DON JRE, YA QUE FRECUENTEMENTE EL MISMO LAS DECLAMABA EN REUNIONES, PEQUEÑAS EN LAS QUE MUY FRECUENTEMENTE ESTABA PAPÁ - ERAN COMPADRES- Y RECUERDO MUY PARTICULARMENTE UNA OBRA , SI MAL NO RECUERDO, TITULADA ¨¨DE LA TIERRA EL AMOR Y OTRAS VIVENCIAS ¨ IMPERECEDEROS LOS RECUERDOS DE ESE ÁRBOL DE MANGO Y EL JOBO, QUE MENCIONA ENID, ALLÍ JUGAMOS BEISBOL Y BOLAS CRIOLLAS: JJ, lUÍS NARVAEZ, IVAN PONTE, LOS ZARAZA, HELY HERRERA Y OTROS. Saudades, gratisimas Saudades

    ResponderEliminar
  5. Poco conocí a este ilustre acarigûeño, pero por lo que he leido de destacados escritores, periodistas y cronistas de la entidad portuguesña, me he dado cuenta del aporte que dejó a las generaciones siguientes para el conocimiento de parte de nuestra historia.. El detalle está en que ahora, en estos tiempos, muy pocas personas le dan el valor y méritos a nuestro pasado reciente, permitiendo que la historia "reciente" pase a los anales del olvido... LÁSTIMA QUE VALORES HUMANOS E HISTÓRICOS DE NUESTRA REGIÓN SEAN EN UN FUTURO PRÓXIMO "FANTASMAS DE LA HISTORIA"....

    ResponderEliminar