4 mar. 2013

FUGIT IRREPARABILIS TEMPUS


Ciertamente huye, irreparable, el tiempo. Pero alegra saber que el tiempo fugitivo no se lleva consigo el buen ánimo, contra lo que creía Virgilio. Gracias a los y las más esforzadas corresponsales, me mantengo informado de ese ánimo entre los hermanos de la banda, de los felices pocos, aunque no siempre pueda ser constante. Así, tomé nota del cumpleaños del Catire, que creo que es el primero en la clase o la camada del año 44 y con el cual se inicia la relación de acontecimientos citables del mes de febrero. Buena coincidencia respecto a un hermano que es también una referencia honrosa y obligada para todos los que vivimos la humilde y enriquecedora experiencia del Palacios Fajardo y del viejo Liceo Páez, por sus méritos, por su hombría de bien y sobre todo por su lealtad a la memoria compartida. !Llegamos este año a la mágica y retadora cifra de 69 años! Felicidades y larga vida hermano, en unión de tu Carmen Dolores (que es también nuestra), de tus hijos y nietos. Cuánto orgullo para la gentil Doña Carmen, que Dios nos cuide.

44 años de matrimonio de Leticia e Hilarión. Se dice fácil. Podría glosar la hermosa Balada... de Nazoa para dar testimonio de que "En verdad nunca fue tan grande el amor..." Por cierto, ya estoy cerca de rendir mi dictamen inapelable sobre la fecha de la declaración de Hilarión a Leticia, y sólo me falta consultar a los otros dos miembros de la comisión especial ad hoc, que son el Catire y Enid, para homologar oficialmente a esa pareja como la de más antigua prosapia y rancio abolengo de la vieja casona paecista. Tal vez Hilarión recurrió entonces, para terminar de convencer a Leticia, a alguna serenata o al susurro de alguna canción del poeta ranchero José Alfredo Jiménez, como aquella inolvidable que decía:

          Desde el día que llegaste a mi vida, paloma querida me puse a brindar,
          Y al sentirme un poquito tomado, paloma querida me dio por cantar...
          Yo no sé lo que valga mi vida pero yo te la quiero entregar
          Yo no sé si tu amor la reciba pero yo te la vengo a dejar.

          Me encontraste en un negro camino como un peregrino sin rumbo y sin fe
          Y a la luz de tus ojos divinos cambiaron mis penas por dicha y placer.
          Desde entonces yo siento quererte con todas las fuerzas que el alma me da,
          Desde entonces paloma querida mi pecho he cambiado por un palomar.

Lo único que siento que no encajaría sería lo de que Hilarión "se encontraba un negro camino como un peregrino sin rumbo y sin fe". Lo demás viene al pelo. Desde entonces, no recuerdo un solo recreo sin que estuvieran juntos Leticia Coromoto y el Gato.

44 años también de matrimonio de Graziella y Pepín. Como en el caso de Leticia e Hilarión, como en el caso del Catire y Carmen Dolores, Graziella y Pepín, valdría la pena que cada una de esas parejas y todas las demás nos hicieran una pequeña narración a dos manos, de la manera como se conocieron, de sus primeros sueños, de la seguramente afanosa y compleja tarea de salir adelante y perseverar y enriquecer su unión. En tiempos de prueba, vale la pena oír cómo el amor y el compromiso prevalecen y se prologa en los hijos y nietos. Bien dijo Plinio en sus epístolas que el amor es el mejor maestro.

Tal vez Pepín se lanzó también con una ranchera, o quizás con una del inefable tenor favorito de Venezuela, que era entonces la quintaesencia del amor a muerte. O tal vez en inspirada pasión, optó por algo más convincente para Graziella, disponible en la rica floresta lírica española.

Muchos cariños para la leal Crucita. ¡Hija, que bonita estás en esa foto! Para las constantes hermanitas Aponte, mis recuerdos más afectuosos (tengo mi foto con ellas en la sala de mi apartamento). Lo mismo para Tania Katiuska, que está permanentemente atenta para que no se apague esta vía de intercambio, igual que para Pedro, siempre de muy buen gusto en los archivos que remite.

Un gran abrazo y vamos a ver de a como nos toca con esos 69.

4 comentarios:

  1. Como siempre, el poeta Guaco nos alegra la vida con sus anécdotas y comentarios. Ojalá fueran más frecuentes.
    Gracias por lo que nos toca y un abrazo para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepin, porqué quitastes el fondo de $$$$$$$. Este nuevo fondo,.. son naranjas?? tambien parece un paisaje cósmico.

      Eliminar
  2. Definitivamente Juan Jacobo nos deja con la boca abierta cada vez que escribe. Coincido con Pepin que debes ser mas frecuente. Gracias por tenernos en una foto en un lugar especial de tu casa. Tambien tu tienes un lugar especial en nuestro corazon (las 3 hermanitas Aponte)y el privilegio de compartir a Meche como una segunda madre.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien, Juan Jacobo! tus comentarios estupendos como siempre.. ese recuento del año 2013 de la banda está muy completo y muy lindo el detalle de la foto en tu sala, gracias! lo interpreto como el cariño que hemos mantenido como cuando eramos niños y vecinos en nuetra Acarigua natal. Espero que sigas escribiendo y nos sigas deleitando con tus comentarios y anecdotas , un abrazote

    ResponderEliminar