12 may. 2013

LA FLOR DEL PRADO

(Enviado por Juan Jacobo Escalona)


No hay amor más grande. Nada puede opacarlo ni disminuirlo. De la significación de la Madre, de la naturaleza única del amor a la Madre ¿qué puede decirse que no haya sido dicho? Alguien dijo que la palabra Madre es la palabra más bella en cualquier idioma. Por mi parte, sólo puedo decir que todavía, a tantos años de su partida, vivo con su presencia y me sorprendo en las noches riendo de una broma que pienso hacerle o recordando algo que pienso regalarle.

Ella es la roca sobre la cual se construye nuestra vida, la fuente de nuestros logros, la imprescindible, la sal de la tierra..., la que origina, acuna, preserva y da sazón a lo mejor de nosotros.
 
Recuerdo que cuando yo todavía no sabía leer o apenas leía, mi hermana Carmen Mercedes me leyó un poema que desde el momento en que lo oí sentí que era ideal para expresar lo que sentía por mi Meche, el amor de mis amores. Eran versos del ingente conjunto escrito por el gran poeta bengalí Rabindranaz Tagore y no sé cómo llegaron a las manos de Carmen Mercedes en aquel tiempo.  Así dice el poema:
 
             "Ella está cerca de mi corazón como la flor de un prado lo está de la tierra;
              me es dulce como el sueño a los cansados brazos. El amor que le tengo
              es mi vida fluyendo plena, como corre el río en las crecidas del otoño, en
              sereno abandono. Mis canciones son unas con mi amor, como es uno el
              murmullo de un río que canta con todas sus ondas y corrientes."

Más tarde, ya adolescentes, Carmen Mercedes me regaló el libro con los poemas de Tagore, y me señalaba que el poemario se llamaba "Regalo de Amantes", por lo que sin duda estaba dedicado al amor romántico y no al amor a la Madre. Yo le porfiaba que a mí me parecía más apropiado para la Madre. Todavía puedo citarlo de memoria. Para mí siempre expresó, siempre expresará, la sensación, el sentimiento que me despierta el recuerdo de mi Madre, y hoy quiero compartirlo con ustedes, en homenaje a las Madres de todos nosotros, y a todas las que de nuestro grupo cumplieron la inmensa e irrevocable vocación de ser Madres. No hay amor más grande




3 comentarios:


  1. POETA ES POETA.... !QUE BELLEZA JUAN JACOBO ! YO LO LEO Y RELEO Y TAMBIEN PIENSO QUE FUE INSPIRADO PARA DEDICARLO A LA MADRE. GRACIAS DE MI PARTE Y FELICITACIONES A TODAS LAS HERMANAS Y ESPOSAS DE LOS HERMANOS DE LA BANDA.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juan Jacobo, con esta dedicacion te redimistes con nosotras despues del esperado poema el dia de la mujer.En verdad que lo lei 2 veces para darte la razón. Una curiosidad, a quien le dió la razón el doeta Don Raul? Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias, muchisimas gracias Juan Jacobo! ese poema esta dedicado a las madres, no ha duda..y es el mejor regalo que podian recibir las madres en su día. En mi nombre y en nombre de todas las madres de la banda, te doy las gracias y espero que nos sigas deleitando con tus comentarios, un abrazo..

    ResponderEliminar