30 ago. 2011

DE NUEVO


Mi cerebro no tiene la suficiente fuerza para entender que la celebración de los 50 años  ya terminó. La tentación de mantenerme conectado con lo que vivimos el fin de semana pasado, fue más fuerte que la prescripción médica del Catire según la cual deberíamos mantenernos en reposo absoluto por tres días seguidos para recuperarnos.

Así que, a riesgo de mi salud, voy de nuevo con todos los hierros con el Blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario